Magnesio, un mineral imprescindible

Por qué es bueno tomar magnesio?

El magnesio es un mineral necesario para llevar a cabo más de 600 funciones metabólicas.

  • Es un tranquilizante natural que mantiene el equilibrio energético en las neuronas y actúa sobre la transmisión nerviosa. Es por esto que se considera como un gran aliado para combatir la depresión, la ansiedad y el estrés.
  • Ayuda a fijar el calcio y el fósforo en los huesos y dientes.
  • Interviene en el equilibrio hormonal, disminuyendo los dolores premenstruales.
  • Regula los niveles de azúcar en sangre,  previniendo la diabetes tipo 2
  • Es un poderoso protector cardiovascular.
  • Tiene efectos antiinflamatorios, clave para evitar cualquier enfermedad autoinmune.
  • Interviene en la relajación y contracción de los músculos previniendo calambres, contracturas, mareos o fatiga. 

Este mineral tiene un enorme potencial como medicina de primer línea para psicólogos y psiquiatras aunque dañaría a las compañías farmacéuticas poderosamente debido a que disminuiría  la gran necesidad de sus drogas psicotrópicas extremadamente peligrosas y tóxicas.

Cada enfermedad conocida está asociada con una
deficiencia de magnesio

Una deficiencia de magnesio puede ser responsable de más enfermedades que cualquier otro nutriente.

El problema actual

Nuestra vida actual nos expone a tener una gran deficiencia de magnesio.  

Por un lado, El consumo de productos procesados y refinados, el exceso de azúcar, alcohol y la automedicación y el alto consumo de fármacos como antiácidos, protectores hepáticos, corticoides o antibióticos que bloquean su absorción genera una gran pérdida de este mineral. 

Por otro lado, el estrés crónico al cual estamos expuestos diariamente, genera que las glándulas suprarrenales liberan adrenalina y se pierda una gran cantidad de magnesio.

Este déficit de magnesio aumenta la sensibilidad al estrés, lo que genera un verdadero círculo vicioso del cual es difícil escapar. 

¿Qué podés hacer?

Como siempre, lo ideal es siempre incorporar alimentos que, por su composición, son especialmente ricos en magnesio. 

Por ejemplo, por cada 100 gramos, podrás encontrar magnesio en: 

  • Kelp/algas laminariales: 760 miligramos.
  • Semillas de calabaza secas: 535 miligramos
  • Salvado de trigo: 490 miligramos.
  • Linaza: 392 miligramos
  • Germen de trigo: 336 miligramos.
  • Almendras: 270 miligramos.
  • Dulse/alga roja: 220 miligramos.
  • Maníes: 175 miligramos
  • Mijo: 162 miligramos.
  • Tofu: 111 miligramos.
  • Col verde: 57 miligramos.

Palta o aguacates, Salmón, Semillas de calabaza, de sésamo y girasol, Chocolate negro sin azúcar, Perejil, Semillas de mostaza, Espinacas, Lentejas y garbanzos, Pasas y ciruelas secas son algunos otros alimentos ricos en magnesio que podés incluir en tu dieta.

También se pueden utilizar suplementos. Sin embargo, hay que considerar que el cuerpo necesita un equilibrio y excederse en un mineral genera pérdida de otro, por lo tanto se debe ser cuidadoso. Lo ideal es observar si hay síntomas que suelen denotar una falta de magnesio y consultar con el médico.

Síntomas de una posible deficiencia de MAGNESIO

  • Dificultad de coordinación muscular.

  • Calambres, espasmos y temblores.

  • Tics nerviosos, como pulsación en el párpado.

  • Fatiga, debilidad y pérdida de apetito.

  • Demasiada excitabilidad e irritabilidad.

  • Migrañas.

  • Arritmias cardíacas.

  • Confusión o deterioro de la capacidad intelectual.

¿Existe alguna contraindicación?

Su ingesta en forma de tabletas o preparados puede traer algunos problemas:

  • Diarreas y colitis. El ritmo de absorción del magnesio en el intestino delgado es bastante lento, y suele llegar al intestino grueso cargado de moléculas de agua que ablandan las heces y provocan diarrea. 
  • Problemas renales. No son habituales, pero las personas con predisposición a sufrir cálculos renales deberían limitar el consumo de magnesio, puesto que pueden facilitar su aparición.

Si no hay ninguna condición médica que esté generando una pérdida de éste mineral, una alimentación equilibrada, reduciendo los productos procesados e incorporando alimentos naturales ricos en magnesio será suficiente para evitar una deficiencia y sentirte genial!


Otras notas que te pueden interesar

Seguime!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Instagram
Facebook
YouTube